Todo aquél que conozca algo de cultura tradicional china, sabrá con plena certeza que unas de las cualidades que más le caracterizan son su paciencia y perseverancia; ya sea en el estudio, preparación o aplicación en cada cosa que se proponen. Este 'principio' es conocido como "Gongfu", que literalmente hace referencia a la más alta maestría que se logra desarrollar sólo con un esfuerzo sostenido en el tiempo. Y es que en la cultura tradicional china no existen los atajos, algo completamente distinto al pensamiento y desenfrenado ritmo de vida y cultura que tenemos en Occidente, donde cada vez deseamos vehículos más rápidos, internet más rápida, e incluso cursos más cortos.

A este paso tan superficial y acelerado, no nos debiese extrañar que en no mucho tiempo podamos encontrar a lo largo del mundo cursos de medicina china ofertados en dos años, un año y, eventualmente, programas de estudios "intensivos" acotados incluso en un menor tiempo. Sin embargo, para el pensamiento tradicional chino que ha sobrevivido por más de cinco mil años, no se trata de cantidades, sino de calidades. 

La Medicina China requiere de tiempo y tranquilidad para adquirir una correcta asimilación de los conceptos junto a una profunda comprensión de las bases que sustentan su marco teórico, el diagnóstico y la aplicación clínica de las terapias. La experiencia ha demostrado que frente a los distintos roles que uno desempeña en la vida, tales como: padre/madre, trabajador, hijo(a); sumado a las distintas responsabilidades personales (deudas, enfermedades, compromisos, etc.) y, especialmente considerando el contexto de COVID por el cual nos encontramos pasando; las personas ya tienen una importante y excesiva carga de estrés sobre sí mismas y los estudios en medicina china no debiesen ser una carga más, sino un instrumento agradable, que pueda estudiarse paso a paso y sin presiones de ningún tipo para favorecer así el restablecimiento de nuestro equilibrio interno y un libre flujo en la circulación de la energía. Como dice Laozi "el viaje de mil millas comienza con el primer paso". No olvides el viejo refrán popular "lo barato muchas veces cuesta caro". 

En nuestra Escuela encontrarás un equipo profesional altamente comprometido con tu mayor desempeño, con plena vocación por la Cultura China, que busca alumnos y no consumidores, formando así terapeutas integrantes de una misma familia con un sólido conocimiento de la Medicina China Tradicional. Para mayor información visita: www.casadelaculturachina.cl/acupuntura.