El Tai Chi (太极拳) es una disciplina china que posee cientos de años de antigüedad la cual busca lograr un equilibrio permanente entre nuestro cuerpo, mente y espíritu, de manera tal que podamos vivir en armonía con nuestro entorno y prolongar nuestra vida tanto como nos sea posible. A través de posturas estáticas y dinámicas (yin y yang), la meditación y un correcto método de respiración invertida lograremos regular más eficientemente el flujo de energía vital (Qi) en nuestro organismo. La práctica de todos los elementos que componen el Sistema Universal de Tai Chi nos puede ayudar a comprender más profundamente nuestros cuerpos y mentes y aprender los métodos para hacerlos más limpios, más claros, más silenciosos y más saludables. El entrenamiento de Tai Chi nos enseña no sólo cómo entrenar los músculos, los tendones y los huesos, sino también como formar nuestra intención, sentimiento interno, conocimiento y poder.

La importancia de la alineación corporal correcta y su efecto en la salud del cuerpo también se extiende al resto del cuerpo, incluyendo los brazos, las caderas, las rodillas y los tobillos. Siendo las articulaciones las que reciben la mayor parte del desgaste de nuestra vida diaria, la alineación incorrecta del cuerpo también puede tener un fuerte efecto en las articulaciones de la parte inferior del cuerpo, en especial de las caderas y las rodillas. Al aflojar los músculos de la espalda baja, la tensión que se acumula alrededor de las caderas comienza a disminuir. La práctica de las formas de Tai Chi mejora en gran medida la fuerza de las rodillas y los tobillos ya que da al cuerpo un ejercicio que se centra en gran medida en la lenta mejora de la salud de los tendones y ligamentos.

La práctica del Sistema Universal de Tai Chi también es útil en la promoción de todos los diferentes sistemas circulatorios en el cuerpo, una mejor lubricación de las articulaciones es también un resultado natural. Promover una mayor movilidad de las articulaciones, dar facilidad al movimiento y a la flexibilidad de los tendones y los músculos también ayuda a aliviar y prevenir los dolores y las molestias que puede llegar a sufrir el cuerpo con el tiempo. Al liberar la tensión acumulada y la rigidez en las diferentes áreas del cuerpo, todos los sistemas circulatorios comienzan a fluir, a medida que se eliminan los bloqueos y se alivia la tensión. Los resultados de una mayor circulación es una mejor inmunidad, mejora el flujo de sangre, órganos internos más equilibrados, mayor capacidad de eliminar las toxinas del cuerpo, articulaciones más suaves, etc.

La práctica de Tai Chi requiere enfoque y memoria. Un movimiento correcto y una postura relajada requieren determinación y concentración que se puede construir con el tiempo como uno de los progresos en la práctica. Como algunas rutinas de Tai Chi duran más de 20 minutos, la mejora de la fuerza de la memoria también es importante. La práctica de Tai Chi requiere y promueve una mente relajada y concentrada y una estabilidad emocional. Aquellos estudiantes que sufren de estrés y/o desequilibrio emocional encontrarán que en la práctica de Tai Chi con el tiempo sus emociones se vuelven más equilibradas y su temperamento en general se vuelve más tranquilo como resultado de la práctica. Esto se produce a través de los órganos más fuertes y más equilibrados (que tienen una gran influencia sobre la salud y el equilibrio de las emociones), el fortalecimiento de la circulación, y se centra en la regulación de la respiración profunda y la fluidez en el movimiento lento - todos los cambios se producen naturalmente a través de la práctica.

La mente humana es como un lago. Cuando uno mira a las aguas tranquilas de un lago se puede ver a grandes profundidades. Lo que se refleja en la superficie es claro. Cuando las aguas no están en calma, ver a través de la parte inferior es imposible y la propia reflexión se vuelve difícil de discernir. Con una mente más tranquila, en las aguas todavía se puede reflejar con mayor claridad y entender la vida más profundamente; entrar más profundamente en los misterios de la práctica interna y cultivar abundante Jīng, Qì y Shén en el cuerpo. A través de la práctica del Sistema Universal de Tai Chi uno puede realmente disfrutar de una salud radiante en todas sus manifestaciones.

"Vacía tu Ego completamente; Abraza la paz perfecta. El Mundo se mueve y gira; Obsérvale regresar a la quietud. Todas las cosas que florecen regresarán luego a su origen. Este regreso es pacífico; es el camino de la Naturaleza, Eternamente decayendo y renovándose. Comprender esto trae la iluminación. Ignorar esto lleva a la miseria. Aquel que comprende el camino de la Naturaleza llega a apreciarlo todo; Revela tu auténtico yo, [...] Abraza tu naturaleza original. Todas las cosas del Mundo florecen naturalmente; [...] Así la mayor fuerza aparenta vulnerabilidad; Lo blando vence a lo duro; [...] Alcanza un estado de inacción, de tal forma que sin hacer nada, nada queda sin hacer".

Laozi, Daodejing

En contra de la idea generalizada de que el Tai Chi es simplemente un ejercicio de calistenia para los ancianos, en realidad es una profunda práctica interna que requiere una gran dedicación y una fuerte determinación. De hecho, el Sistema Universal de Tai Chi es un sistema completo compuesto por tres tipos de Gōngfǎ (功法) o “métodos de entrenamiento”: Tàijí Gōngfǎ (太极功法), Liǎngyí Gōngfǎ (兩儀功法) y Wújí Gōngfǎ (无极功法). Cada Gōngfǎ ha derivado sus propias ramas, con sus propios objetivos y métodos de entrenamiento, pero todos ellos están integrados y complementados los unos con los otros.

  • Wújí Gōngfǎ (无极功法):
    Wújí (无极) se refiere a la parte Dǎoyǐn (导引), incluyendo: Qìgōng (气功), Posturas (步法) y Meditación (坐忘). Bajo el Sistema Universal de Tàijí, practicar Wújí Gōngfǎ es un proceso de recopilación de “Jīng (esencia), Qì (energía) y Shén (espíritu)”, que son tres vitalidades necesarias para nuestra salud. En el taoísmo reforzar y practicar nuestro “Jīng, Qì y Shén” es la forma ideal de volverse más saludable, por lo cual Wújí también es reconocido como el mejor camino a la inmortalidad.

  • Tàijí Gōngfǎ (太极功法):
    Tàijí (太极) es la interacción de equilibrio del Yīn (阴) y el yáng (阳). En el marco del Sistema Universal de Tàijí, Tàijí Gōngfǎ es la forma que usamos no sólo para cultivar nuestra salud, sino también para aprender a desarrollar y entender la sensibilidad en nuestros cuerpos y cómo integrar eso en movimiento. En la práctica de Tàijíquán aprendemos a ocultar la dureza dentro de la suavidad del movimiento, la respiración a través del Dāntián (丹田) y a utilizar nuestra intención y el conocimiento interno para guiar nuestro movimiento.

  • Liǎngyí Gōngfǎ (兩儀功法):
    Liǎngyí (兩儀) es la separación del Yīn (阴) y el yáng (阳). En el marco del Sistema Universal de Tàijí, Liǎngyíquán (兩儀拳) se emplea para el uso de la energía que hemos cultivado a través de nuestra práctica. En Tàijíquán (太极拳) combinamos lo blando y lo duro, mientras que en la práctica de Liǎngyíquán (兩儀拳) separamos lo blando de lo duro. En Tàijíquán todos los movimientos son a la misma velocidad, con el mismo equilibrio en la suavidad y en la dureza a la vez, pero en Liǎngyíquán el movimiento es lento y suave un momento, seguido de rápidos movimientos explosivos de energía llamados Fājìn. El poder de Liǎngyíquán (兩儀拳) es explosivo, se asemeja a una bomba detonante; su práctica se emplea más para el uso en la aplicación práctica de la lucha.

El Plan de Estudio de Tai Chi abarca las cuatro áreas fundamentales de nuestro programa de entrenamiento, que son: a) formación teórica, b) formación ética, c) formación marcial y d) cultivación y preservación de la salud. El Plan que publicamos a continuación es una breve síntesis del programa de entrenamiento básico que dura cinco años. Además es importante destacar que el Plan de Estudios de Tai Chi abarca sólo el estudio de las formas internas del sistema Wudang Sanfeng, exceptuando por lo tanto los aspectos de la parte externa.

Formación Teórica   Formación Marcial y Cultivo de la Salud
  • Qué es el Tai Chi
  • Qué es el Tai Chi Chuan
  • Historia y desarrollo del Tai Chi
  • Beneficios del Tai Chi a la salud
  • Qi (concepto, generación, transporte, gong sho)
  • 4 consideraciones (postura, respiración, taoísmo, meditación)
  • Qi gong (conceptos, cinco tipos, relación con el Tai Chi)
  • Li y Jin (conceptos y paralelo entre ambos)
  • Las 13 posturas de Tai Chi
  • Principios fundamentales: suspender, vaciar, redondear
  • El Yi Jing (El libro de los cambios)
  • Tuishou (conceptos, esencia, las cinco estrategias)
  • Tai Chi Jing (tratado de Tai Chi atribuido a Zhang Sanfeng)
 
  • Wudang Baduanjin | 武当八段锦
  • Wudang Wuxing Qigong | 武当五形气功
  • Wudang Wuhang Qigong | 武当五行气功
  • Wudang Hexing Qigong | 武当鹤形气功
  • Wudang Taiyi Qigong | 武当太乙气功
  • Wudang Baguazhang | 武当八卦掌
  • Wudang Taihequan | 武当太和拳
  • Wudang Taiji 13 | 武当太极13式
  • Wudang Taiji 28 | 武当太极28式
  • Wudang Taiji 108 | 武当太极108式
  • Wudang Taiyi Wuxingquan | 武当太乙五行拳
  • Wudang Taijijian | 武当太极剑

Las clases de Tai Chi Tradicional tienen una matrícula anual de $10.000 y un costo mensual de $30.000. La promoción familiar tiene un costo de $40.000 mensuales (máximo 3 personas).

Las clases de Tai Chi Tradicional se imparten todos los días lunes, miércoles y viernes en la mañana de 08:00 a 09:00 y en la tarde de 19:00 a 20:00 horas.